8M 2021 Aqui Seguimos!!

Por supuesto que seguimos!! Cada día, en cada momento, seguimos!

Seguimos reivindicando derechos, seguimos señalando violencias, seguimos denunciando el machismo que existe en nuestras vidas, en las de todas las mujeres y niñas.

En la mañana del 8M nos concentramos en la entrada de las Casas Consistoriales de Ingenio. Un buen rato estuvimos pancarta en mano «Con Derechos, Sin Barreras, Feministas Sin Fronteras», para luego acceder al interior donde tenía lugar el acto de entrega de Premio a la profesora del IES Ingenio Marisa Marrero Gómez, lectura de Manifiesto y presentación del proyecto «Tras la Puerta Violeta» de la compañera Felisa Rodríguez Suárez. Todo ello, algunas lo seguimos dentro del Salón de Plenos y otras desde fuera, a través de la cristalera, respetando así el aforo por las medidas sanitarias exigidas.

Muy emocionadas por el premio, la música y la compañía, se cerró el acto bajo el grito conjunto «Que viva la lucha de las Mujeres!»

Nos apetece en especial agradecer la crónica de la estudiante de periodismo Alba Doria Marrero, por su buen hacer y acercamiento respetuoso, atenta a todo lo que allí sucedía. Dejamos enlace a TeldeActualidad 

Ya en la tarde algunas fuimos para la capital, la Red Feminista de Gran Canaria convocaba una Cadena Humana a partir de las 18:30h y alli nos trasladamos con ánimo de sumar.

Bajo el frío y la lluvia permanecimos hasta las 20h aproximadamente, se hizo la lectura de Manifiesto y la entrega de los premios Simone de Beauvoir y Berta Cáceres, para luego pasar a los  antipremios estropajos, entre los que se otorgó categoría de Esparto, premio que nos han cedido para proceder a su entrega oficial en la Villa de Ingenio.

Manifiesto Red Feminista de Gran Canaria 2021

Hoy estamos aquí, frente al mar, para gritar que el feminismo está dispuesto a cruzar océanos, a sortear obstáculos y a borrar fronteras para reivindicar nuestros derechos y luchar contra quienes invisibilizan, explotan, denigran y abusan de las mujeres.

Hace un año que se declaró la pandemia. Ha sido un año duro para todos, pero especialmente para todas, porque sobre las mujeres de nuevo es sobre las que ha recaído principalmente el trabajo más esencial e imprescindible de la sociedad: el trabajo de los cuidados. Casi una cuarta parte de las mujeres ha tenido que renunciar a su trabajo o reducir su jornada por los cuidados.

Un año en el que la mayoría de la “primera línea” contra el virus tiene rostro de mujer. El 70% de las plantillas sanitarias son mujeres: enfermeras, médicas, auxiliares. Y junto a ellas, las mujeres que trabajan en la limpieza, las cocinas, los comedores, los supermercados… Un trabajo esencial que no las ha apartado de tener que ocuparse también del cuidado de las personas que de ellas dependen.

Un año en el que se ha agrandado la brecha salarial entre mujeres y hombres, y en el que el trabajo de las mujeres se ha precarizado aún más.

Un año en el que la otra pandemia, las violencias machistas contra las mujeres, también ha seguido infringiendo dolor. Durante este año hemos visto mujeres obligadas a convivir con sus agresores, separadas forzosamente de sus redes de apoyo, nuevamente aisladas, excluidas y silenciadas.

Un año en el que el teletrabajo ha supuesto un obstáculo más para acceder a los recursos porque la brecha digital, como la pobreza, tienen rostro de mujer. Y ambas se han agrandado tras el blindaje de las administraciones públicas que frente a la crisis ha cerrado sus puertas dejándonos fuera, vulnerables y sin acceso a trámites indispensables.

Hoy desde Gran Canaria y hermanadas con las feministas de todas las islas, queremos denunciar un sistema que se perpetúa sobre la explotación de cuerpos y territorios de forma global empobreciendo a los pueblos, depredando recursos, destruyendo la biodiversidad y empujando a millones de personas a abandonar sus hogares y migrar.

Queremos recordar a las mujeres asesinadas por defender la tierra y preservar sus comunidades, por defender los Derechos Humanos, por resistirse al colonialismo y luchar contra el patriarcado. Por reivindicar un trabajo digno, por negarse a su explotación sexual, por señalar el racismo.

Queremos denunciar la depredación de nuestro territorio, porque aumenta la vulnerabilidad de las personas más desfavorecidas y auspicia la explotación sexual de las mujeres más pobres, de las mujeres racializadas, de las mujeres migrantes.

Mujeres bajo sospecha, que se enfrentan a las violencias racistas incluso del Estado que promovió la separación de sus hijos e hijas por orden de la Fiscalía de Las Palmas hasta que la injusticia se hizo grito colectivo, violencias racistas cotidianas que son muros invisibles que impiden vivir conforme a los derechos humanos básicos a las personas migradas que desarrollan su proyecto de vida en Canarias o están de paso y que no cambiaran mientras no haya compromisos colectivos feministas que rompan con las políticas que les excluyen, precarizan y condenan a situación de máxima vulnerabilidad y explotación.

Denunciamos también la falta de medios, humanos y materiales, en la lucha por la igualdad de género y contra las violencias machistas. Reivindicamos mayores recursos para luchar contra la trata de mujeres con fines de explotación sexual, con especial atención a las mujeres migrantes, en situación más vulnerable, a quienes se invisibiliza totalmente en los medios de comunicación. 

Hoy queremos gritar que no hay fronteras entre nosotras, ni muros que nos separen en nuestra diversidad porque esa es nuestra fortaleza: somos mujeres de todos los estratos sociales; mujeres madres o que no quieren serlo; mujeres de diversas orientaciones sexuales, mujeres trans, mujeres racializadas, mujeres migrantes. Mujeres, juntas, respondiendo desde el feminismo por todas. POR TODAS, TODAS, TODAS.

Todas FEMINISMOS SIN FRONTERAS¡¡ FEMINISMOS SIN FRONTERAS¡¡ FEMINISMOS SIN FRONTERAS¡¡

 

#8M #8M2021 #FeminismosCanariasSinFronteras  Seguiremos en las Calles!!