Sección Femenina

El Cabildo de Gran Canaria organizaba el pasado 8 de octubre un acto de homenaje y reconocimiento a las artesanas que, en palabras del presidente del Cabildo, Antonio Morales “han logrado que los conocimientos y saberes asociados al oficio artesano más internacional de Canarias, el calado, no se haya perdido y que se siga ejerciendo hoy en día gracias a una labor activa de formación, de difusión y de investigación, recogiendo todos aquellos puntos de calado que llegaban a sus escuelas”.

Días previos al acto, en una entrevista a la Fedac (Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria) en un medio de comunicación local ya se hacía especial hincapié en que se homenajeaba y reconocía a la antigua Sección Femenina.

Estas declaraciones nos han generado una mezcla de estupefacción, indignación e incredulidad. Teniendo en cuenta que la misión principal de la Sección Femenina era mantener a las mujeres atentas a sus labores para crear “buenas esposas” pretendiendo mantenerlas calladas y totalmente sumisas, no entendemos como el Cabildo, en pleno siglo XXI, ya en democracia, tiene la necesidad de destacar en un homenaje a este organismo del siglo pasado, nacido y promovido en una dictadura que tanto daño causó a cientos de miles de mujeres.

Entendemos que se destaque el trabajo de las mujeres que hicieron muchos sacrificios en su vida personal para que el calado y sus saberes lleguen hasta nuestros días. Valoramos y reconocemos ese duro esfuerzo que solo ellas saben toda la energía que necesitaron para llegar hasta nuestra época. Sin embargo, no entendemos porque se destaca a la sección femenina cuando lo único que hizo fue oprimir la libertad y los derechos de las mujeres durante mucho tiempo, algo de lo que desgraciadamente nosotras somos herederas, pues aún estamos trabajando profundamente en quitarnos gran parte de esas cadenas que nos siguen obstaculizando avanzar.

En días posteriores al acto leemos en la prensa digital que los talleres de calado que hoy día son de la Fedac antes eran los de la Sección Femenina.  

Ante esto nos planteamos ¿Por qué la Fedac quiere hacer hincapié en este homenaje a la Sección Femenina? ¿En qué momento a una administración, que representa a todas las personas que habitamos la isla de Gran Canaria, se plantea un reconocimiento con nombramiento especial a la Sección Femenina? ¿Realmente nadie se da cuenta del daño que este organismo causó a las mujeres? ¿Con esto se pretende normalizar este organismo sin ni siquiera señalar o denunciar sus prácticas para favorecer el buen avance de la dictadura?

Si este tipo de reconocimientos y homenajes lo normalizan partidos políticos que se autodenominan progresistas y democráticos, que dejaremos para la ultraderecha.

 

*imagen del acto publicada en varios medios de comunicación