VeinteVeinte

Comenzamos un año y una década nueva. VeinteVeinte

Concretar una reunión organizativa para calendarizar los próximos meses de actividad fue ya, en sí misma, toda una actividad creativa. Al no poder coincidir días libres entre semana, quedamos el domingo 12 de enero con una merienda-reunión que acabó ampliándose a una cena-picoteo.

Círculo de Fuego

El Círculo de Fuego, final de 2019.

Llegué tarde, agitada, ya estaba prendido el fuego, pero nadie se molestó. Nadie me hizo sentir irresponsable, más bien al contrario, nos abrazamos. y así con este acto de abrazo me relaje, y entramos poco a poco en quemar simbólicamente el miedo, el odio, las injusticias, las guerras... Aquello que sentimos que se ha de quemar siendo malo y sobrando en nosotras.

Un Violador en tu Camino

Empezamos el mes de diciembre uniéndonos al llamado de las feministas chilenas que comenzaran el pasado 25 de noviembre denunciando las violencias machistas en su pais con una letra, que ya hoy se ha convertido en himno feminista.

Mirando al frente, en filas y con voz firme mujeres de muchos territorios se han unido para apoyar a las compañeras chilenas y denunciar además las violencias machistas que sufrimos las mujeres en todo el planeta.

Punto Violeta

El pasado lunes dos de diciembre, nos reunimos un grupo de mujeres de diversas edades y de diversas asociaciones y colectivos del sureste, Atenea, Liluva y ReCreándome, para recibir una formación por parte del Servicio Insular de Prevención y Atención Integral a Mujeres y Menores Víctimas de violencia sexual de Cruz Roja. Este servicio ahora mismo está formado por una trabajadora social, una abogada y una psicóloga.